Saltar al contenido

6 Ejercicios para reducir la tartamudez fáciles y prácticos

octubre 13, 2020
ejercicios tartamudez

No existe una cura instantánea para la tartamudez. Sin embargo, ciertas situaciones, como el estrés , la fatiga o la presión, pueden empeorar la tartamudez. Al manejar estas situaciones, en la medida de lo posible, las personas pueden mejorar su fluidez en el habla.

Teniendo esto en cuenta, los siguientes consejos pueden resultar útiles:

Practica hablar despacio

Hablar lenta y deliberadamente puede reducir el estrés y los síntomas de la tartamudez. Puede ser útil practicar hablar despacio todos los días.

Por ejemplo, las personas podrían intentar leer en voz alta a un ritmo lento cuando estén solas. Luego, cuando lo hayan dominado, pueden usar este ritmo al hablar con los demás.

Otra opción es agregar una breve pausa entre frases y oraciones para ayudar a ralentizar el habla.

Evite las palabras de activación

Las personas que tartamudean no deberían sentir que tienen que dejar de usar determinadas palabras si no es su preferencia.

Sin embargo, es posible que algunas personas deseen evitar palabras específicas que les hagan tartamudear. En este caso, podría ser útil hacer una lista de estas palabras y encontrar alternativas para usar.

Pronunciamiento vocal fuerte

Haga que el niño pronuncie cada vocal, de la A a la E, I, O y U, de forma clara y audible. Deben ser muy articulados e incluso pueden distorsionar su rostro mientras pronuncian los sonidos de las vocales.

Beber con una pajita

Este ejercicio oral ayuda tartamudeo porque beber con una pajita requiere que la lengua permanezca en una posición estratégica que es importante para el habla. Si su hijo tartamudea u otro problema del habla, no se recomienda que use chupetes. 

Técnica de la mandíbula

Pídale al niño que abra la mandíbula lo más que pueda sin esforzarse demasiado. Haga que mantengan la posición y que levanten la lengua hasta el techo de la boca, usando la punta de la lengua. Deben seguir tocando el paladar con la punta de la lengua y mover la punta hacia la parte posterior de la boca. Pídales que mantengan la posición durante unos segundos. Luego, pídale al niño que saque la lengua de la boca como si estuviera tratando de tocarse la barbilla. Pídales que mantengan esta posición también durante unos segundos. Realice este ejercicio de cuatro a cinco veces cada noche.

Prueba la meditación mindfulness

La atención plena es una forma comprobada de reducir la ansiedad y el estrés. La investigación sugiere que existe una superposición entre los efectos de la atención plena y las herramientas necesarias para el manejo de la tartamudez, que incluyen:

  • Disminución del uso de estrategias de evitación, como hablar menos.
  • control emocional mejorado
  • aceptación

Según los autores de un estudio de caso de 2018 , agregar la meditación de atención plena a un programa de tratamiento para la tartamudez puede ser beneficioso para algunas personas.

Para practicar la atención plena, considere unirse a una clase, descargar una aplicación para teléfonos inteligentes o mirar videos en línea.